Aceptar el perdón te libera del dolor

Lograr aceptar el perdón en nuestra vida, implica un compromiso sincero con nosotros mismos,  para así poder llegar a alcanzar nuestra verdadera paz interior.

Es natural que a lo largo de nuestra vida, nos encontremos con situaciones o personas que sean desagradables y que con sus actos pretendan desdibujar nuestra felicidad, por ejemplo personas mal intencionadas que quieren hacernos daño, la infidelidad, la decepción de algunos amigos, la mentira, la envidia etc.

Todo este tipo de momentos difíciles que abecés afrontamos, en los que nuestro corazón se arruga por motivos como los antes mencionados, nos llevan a tomar una de las dos opciones que tenemos.

En primer lugar podríamos no permitir de ninguna manera  que lo malo que hacen otros en contra nuestra, nos dañe nuestro buen corazón.

Es decir que frente al dolor que todo esto produce, lo más correcto es actuar sobre la base del perdón, para que de esta forma se pueda llegar a estar en paz consigo mismo y con los demás, por otro lado actuar así, también nos permite tener absoluta felicidad.

La segunda opción que tenemos, es que podemos llenarnos del absurdo odio que destruye nuestro corazón, que envenena nuestra alma, llevándonos a creer que debemos actuar de la misma forma contra quienes nos hacen daño y empezar a desconfiar de todo el mundo, esta segunda alternativa sin lugar a dudas no es la más indicada, pero recuerda que tú eres el arquitecto de tu propio destino y tienes el poder de tomar la decisión que consideres.

Al analizar los dos puntos de vista, es importante tener claro que eres tú quien determina como sentirte o como tomar las represiones de las personas que quieren hacerte daño, ten presente que tú estado de ánimo no puede depender en ningún momento de otros, es tu determinación al respecto la que finalmente te llevará a sentirte bien o mal, pero nunca debes permitir que los agentes externos tomen esa decisión por ti.

Si tienes que elegir entre el odio o el amor, o entre la tristeza y la felicidad, efectivamente elige el amor y la felicidad, no te hagas daño, ni permitas que otros siembren la semilla del odio en tu corazón, se libre, se feliz, mantén dentro de ti mismo la llama ardiente del amor.

Borra lo malo que te ocurrió en el pasado, cierra ciclos y avanza hacia adelante, observa en los demás sus virtudes y deja atrás sus defectos, de esta forma tu salud mental y física mejorara enormemente y estarás dispuesto a ofrecerle mejores cosas al mundo y a los que te rodean.

Si te gusto nuestro artículo te invitamos a que lo compartas con tus amigos en las redes sociales.

Gracias por visitar nuestra pagina de motivación personal, autoayuda, liderazgo, emprendmiento y negocios 

(Palabras Para Tu Vida)

Comparte en redes socialesShare on Facebook
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *