¿Cómo enfrentar el crecimiento de nuestros hijos?

¿Deseas saber cómo enfrentar el crecimiento de nuestros hijos? Aquí te revelaremos algunas pautas que puedes aplicar.

El amor por los hijos implica dos movimientos que son: El de acoger y el de soltar, aunque ambos son opuestos, son muy necesarios para que nuestra tarea como padres sea mucho más llevadera.

Pensar en cómo educar correctamente a nuestros hijos genera en nosotros todo tipo de miedos, como por ejemplo el miedo a que se lastimen, a que sufran o se enfermen, a que fracasen o sean infelices; aunque es natural que enfrentemos estos miedos, como padres debemos asegurarnos de que estos episodios de miedo sean pasajeros y que no conviertan el amor por nuestros hijos en una prisión asfixiante que no permita que ni ellos ni nosotros seamos felices y disfrutemos del tiempo compartido.

El miedo más común es el miedo a que nuestros hijos crezcan, que ya no nos necesiten y se vayan; por ello cuando compartimos tiempo con ellos, quisiéramos detenerlo y lograr que se queden por siempre a nuestro lado. Indudablemente debemos aceptar que nuestros hijos crecen y aunque nos entristezca su partida, hay que dejarlos que prueben sus alas y partan a descubrir el mundo por su propia cuenta. Es natural que nos duela, que nos de tristeza, es normal en un proceso de desprendimiento, pero como padres debemos afrontar esta situación con total entereza, no podemos negarnos a su crecimiento.

También debemos tener presente que cuando nos negamos a reconocer que están madurando, que están creciendo, ni les permitimos responsabilizarse de su vida, se daña la relación padres e hijos y el mayor daño lo pueden recibir ellos; no podemos pasarnos toda la vida diciéndoles que está bien, que está mal, que deben hacer y que no; es un comportamiento completamente errado y en este punto no se nos puede hacer extraño un ataque de rebeldía por parte de nuestros hijos, ya que con ello solo nos están enviando un mensaje claro y es que quieren hacerse cargo de su propia vida.

El crecimiento de los hijos no puede convertirse en una etapa de miedo y dolor, por el contrario tiene que ser una etapa llena de alegría, de admiración por verlos madurar y especialmente de placer por contemplarlos grandes, seguros e independientes, listos para enfrentar las diferentes situaciones de la vida. Así que el deseo de que alcancen su realización como seres humanos, tiene que ser más fuerte que el miedo y el dolor de que se alejen.

Es importante tener siempre presente que si los acogemos con amor, pero los soltamos cuando es el momento indicado y los dejamos volar, regresaran a nuestro lado, y no por obligación ni culpa, sino por cariño y respeto, regresaran a disfrutar de nuestra compañía y compartir con nosotros sus triunfos, de los cuales nos sentiremos muy orgullosos.

Padres y Madres recuerden siempre que el amor que le tienes a tus hijos debe llevarte a querer ante todo su mayor bien, y por ello debemos disfrutar viendo como ellos mismos se abren camino en la vida, con valor, confianza y determinación, esta será nuestra mayor recompensa.

Gracias por visitar nuestra pagina de motivación personal, liderazgo y auto ayuda  (Palabras Para Tu Vida)

Te invitamos a compartir este articulo con tus amigos y amigas en las redes sociales si fue de gran ayuda para ti.

Comparte en redes socialesShare on Facebook
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *