El Poder de la palabra – Efecto positivo o negativo

Es importante que conozcas el efecto positivo o negativo que tiene el poder de la palabra sobre nuestras vidas.

El poder de la palabra en los seres humanos tienes un enorme efecto sobre la relación con los demás y también sobre nuestras acciones ya que estas logran tener un efecto positivo o negativo de acuerdo a lo que pronunciemos a diario, a veces sin darnos cuenta somos esclavos de ellas y nos llevan a vivir experiencias desagradables al no saber utilizarlas a favor nuestro.

Un claro ejemplo es cuando hablamos en modo negativo, es decir que siempre hablamos de todo lo malo que nos pasa, o hablamos mal de las personas, enfocándonos en ver solo sus defectos, evidentemente esto crea una serie de barreras humanas y peor aun el efecto negativo sobre nosotros es algo inevitable, casi que podríamos decir que el poder de la palabra puede terminar adiestrando nuestros pensamientos, convirtiéndolos en la misma forma en que hablemos.

Miles de personas no entienden porque sus vidas tienes un tono gris o quizás muy oscuro, insultan, critican, guardan odio, tienen sed de venganza, ven todo lo malo del mundo y se alimentan de ello etc, es claro entender que en la medida en que se siga actuando de tal forma nada va a mejorar, pues te conviertes en un ser despreciable para muchos y por otro lado con un poder grande para contagiar a otros de tu mismo estado.

¿Cuantos conflictos crees que podrías dejar de tener por hablar negativamente de todo?

Es una pregunta muy relevante que debes hacerte, pues dicha pregunta es para que reflexiones sobre cómo estas actuando, si tú le dices a alguien, oye tu si eres feo, que horrible te queda esa ropa, deberías cambiarte de cara, en fin un sin número de palabras que pueden salir de tu boca para hacer daño, esto quiere decir que tienes el poder de la palabra para destruir.

 ¿Cuantas personas en el mundo hacen daño de esta forma?

Muchas, algunas conscientemente y otras inconscientemente que creen que están haciendo las cosas con toda naturalidad y que quizás eso no afecte psicológicamente a alguien, pero déjame decirte que si afecta, tú con tus palabras puedes herir, maldecir, hacer daño y lograr que un ser humano se sienta la persona más desagradable o infeliz de este mundo, tanto así que podrías lograr que su autoestima llegue tan bajo hasta el punto de creer que la vida no tiene sentido y finalmente decida suicidarse, por otro lado te conviertes en una persona totalmente desconfiada, paranoica, estando siempre a la defensiva, como si creyeras que los demás son como tú, te resientes por creer que los demás son malos contigo, desconociendo la verdadera causa que hace que eso suceda, en este caso tus palabras negativas y mal intencionada en la mayor parte de los casos.

Si en verdad crees que todo esto que expresamos anteriormente, de que el mundo y los seres humanos son así, déjame decirte que el actuar mal con nuestras palabras lo que hacen es que se forme en la mente un mundo inequívoco sobre la raza humana y sobre todo aquello que rodea nuestro mundo, recuerda que lo que enviamos hacia el universo, eso mismo recibimos.

Claro está que también tenemos el poder de la palabra para bendecir, para hablar bien de las personas, del mundo, para dar un buen consejo, para ser una voz de aliento en momentos de dificultad o tristeza, para motivar, para tener un estado de ánimo positivo, para cuidar nuestra energía, para tener paz interior etc.

Imagínate todo lo bueno que puedes hacer con tus palabras, tienes ese poder de colocar esa gran virtud a tu favor y cambiar tu mundo y el de los demás, es eso exactamente para lo que estamos en este bello mundo lleno de hermosas bondades humanas y naturales.

Las personas más agradables y exitosas son aquellas que utilizan buenas palabras llenas de respeto, de bendición, de amor y todo esto se devolverá en igual proporción hacia ellas.

¿Entonces porque no hablar en modo positivo?

Esa respuesta se encuentra dentro de ti, como seres humanos tenemos la enorme capacidad de aprender sobre nuestros errores y corregirlos a tiempo, tenemos el poder de hacer que las cosas buenas pasen en nuestra vida, somos una raza humana pensante, con razón de causa.

Te invito para que ahora en adelante “tus palabras sean más dulces que tu silencio” Ósea lo que quiero decirte es que si no vas a pronunciar nada bueno, nada positivo, mejor no hables, porque estarías incurriendo en el grave error de entrar en modo negativo para generar malestar y ya empezarías a ingresar en ese desagradable mundo nuevamente.

La verdad que entre lo positivo y lo negativo es mejor el camino positivo.

Gracias por visitar nuestra página de motivación personal y autoayuda

(Palabras Para Tu Vida)

Comparte este artículo en las redes sociales con tus amigos y amigas si fue de gran ayuda para ti.

Comparte en redes socialesShare on Facebook
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *