La Familia ¿Aliados o Adversarios?

Una pregunta importante que debemos hacernos, La Familia son ¿Aliados o Adversarios?

De manera general, cuando se analizan aspectos estratégicos en un conflicto, se identifican los actores que en el intervienen, el papel que juegan en los diferentes escenarios que se presenten y las estrategias que puedan desarrollar; estos actores se identifican generalmente como aliados y adversarios.

Los aliados se definen como aquellos con los que se comparten ideas, principios, causas y objetivos; generalmente son aquellos con los que te identificas, tienes gran cercanía y propósitos en común por los cuales trabajar; y cuando se hace referencia a los adversarios, se refiere a aquellos con los que se compite, aquellos a los que se debe vencer en la aspiración de un propósito al que no se puede lograr de manera compartida, sino que se debe derrotar al competidor.

En las relaciones familiares, se esperaría que no existiera ninguna confusión sobre el papel que juegan todos sus integrantes, quienes deberían ser aliados en la consecución de objetivos estratégicos que la familia persigue; sin embargo en ocasiones parece que los miembros de la familia se comportan como enemigos o adversarios; se observa como la dinámica familiar a veces gira en torno a escenarios de confrontación y guerra, donde obviamente no reina la armonía; donde los miembros del hogar asumen actitudes o posición de conflicto permanente, como si todo en la familia se tratara de una lucha de poderes; algo que es absurdo y contradictorio, ya que la familia es una institución conformada para un propósito distinto al conflicto, es decir, para llevar una vida llena de amor, de paz, de mucha armonía.

Una de las principales causas para que en la familia se presenten estos conflictos es el individualismo, ya que a algunos de sus integrantes les importa más imponer ante los demás su voluntad, su visión, perspectiva y/o posición sobre algo o alguien.

Es importante recordar que la familia se conforma por la decisión inicial, libre y voluntaria de dos personas para unir sus vidas en un proyecto de vida en común, donde se establece un vínculo sólido, estable, fuerte y funcional basado en el amor y el respeto. Sin embargo, es imposible que existan hogares con estructuras o dinámicas perfectas, es claro, que siempre se presentaran dificultades, diferencias y/o problemas, pero un hogar bien estructurado enfrentara con voluntad y convicción cada situación que se les presente, trabajaran unidos y concentraran sus esfuerzos en salir adelante juntos, enfrentaran sus problemas acudiendo al dialogo y no a la confrontación.

Por el contrario, un hogar débil se dejara llevar por el estrés y el irrespeto, entraran rápidamente al conflicto, al enojo y al resentimiento, no se lograran acuerdos satisfactorios y justos para toda la familia, a causa de la falta de entendimiento, llevando la relación familiar a niveles de conflicto que terminan en daños irreparables para la familia e incluso disoluciones familiares donde los hijos son los principales perjudicados.

Cada familia debería tomar conciencia de que son aliados en un proyecto en común, que lo mejor para todos es unir esfuerzos, es luchar juntos y superar las diferencias y dificultades que se les presenten, caminar unos al lado de los otros, siendo el complemento mutuo para cada uno de sus integrantes.

para esto es imprescindible que la familia lleve a cabo una apropiada comunicación, que se tenga buena voluntad para escuchar y ser un poco más flexibles, que su actitud día a día se base en el respeto, la tolerancia, el afecto y el interés por el bienestar de la familia.

Una familia no llegara a ninguna parte si sus integrantes, se ven como enemigos o adversarios, en lugar de aliados; toda la familia debe estar del mismo lado, en el mismo equipo, y aunque la diferencias y dificultades son inevitables, el trabajo en equipo y la unificación de esfuerzos será la ruta más saludable para conformar estructuras familiares fuertes, exitosas y sostenibles.

Si te a gustado nuestro artículo te invitamos a compartirlo en tus redes sociales.

Gracias por visitar nuestra pagina de motivación personal, autoayuda, emprendimiento y liderazgo

(Palabras Para Tu Vida)

Comparte en redes socialesShare on Facebook
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *